Estándares de calidad de un buen Kfé

PASIÓN POR EL CAFÉ DE ESPECIALIDAD

Estándares de calidad de un buen Kfé

01/02/2018 Ricardo 0
calidad de un café de especialdiad
Comparte Kfés

Hola Kfeteros, hoy os quería comentar cómo deber ser un buen café desde los estándares de calidad.

Como siempre decimos, el mejor café del mundo no existe y depende de cada paladar. Pero un buen café de especialidad siempre tendrá unos estándares de calidad básicos.

A continuación, os he hecho una lista de 6 cosas a tener en cuenta para saber que el café de especialidad que estáis tomando es de buena calidad:

1.-Que su fecha de tueste no esté por encima de los tres primeros meses.

El café adquiere su momento óptimo de consumo aproximadamente a los 15 días de ser tostado. A partir de ahí, la curva de excelencia llega al mes con el máximo esplendor de matices y ese parámetro empieza a bajar hasta los tres meses. Después del tercer mes la curva va decreciendo hasta que pasa el año, cuando se le denomina “CAFÉ MUERTO”, por haber perdido todas sus propiedades y su calidad.

Nuestros Kfés siempre irán certificados con menos de 90 días de tueste para certificar siempre que son de calidad.

2.-Tueste medio: de color avellana, nunca negro, para apreciar matices en boca de acidez, intensidad, textura y aroma.

Es muy común encontrarte en la mayoría de los sitios cafés en grano de color negro zaíno, podéis fácilmente hacer la prueba pidiendo a vuestro camarero de confianza un puñado de granos. Esto es sencillamente porque tienen un tostado muy alto. Lo único que se consigue es matar todos los matices del café y conseguir un sabor plano amargo, que obvio no es una de las características de un buen café de especialidad. Este tipo de café lo matamos con azúcar, leche o lo que tengamos a mano, porque el sabor amargo no suele ser muy apreciado.

3.-SIEMPRE recién molido.

Esta premisa, debe de ser irrenunciable si queremos saborear un café en su máxima expresión. Este requisito, tiene su polémica por el momento que vivimos de consumo de cápsulas. Pero este tema lo dejaremos para otro post, porque tiene su miga.

En la tienda podéis especificar el tipo de molienda. Además, está empaquetado para que conserve sus aromas y propiedades hasta 15 días.

4.- Gramaje sobre 7 u 8 gramos. 

Aunque hay baristas que preparan sus propias recetas con gramajes que varían de los 18 a 24 gramos, teniendo en cuenta que su técnica de extracción es de dos cafés a la vez. Pero para un simple espresso de calidad no son necesarios más gramos.

5.- Erogación de 20 a 25 segundos.

Hay muchos factores que influyen en el tiempo de erogación, pero el más importante es la medida de molienda. Aunque el tiempo y el tipo de tostado, también tienen su protagonismo.

Recordar siempre, que la caída en taza debe de ser totalmente uniforme y continua, sin paradas de aire ni curvas en su erogación. Simplemente hacer un café mal puede hacer que pierda toda su calidad.

6.- Temperatura de erogación, entre 90 y 95 grados. 

La temperatura de erogación es muy importante. El sabor del café de especialidad puede cambiar si lo extraemos solo con 1 o 2 grados de diferencia. Aproximadamente de 90º a incluso 96º, son parámetros óptimos.

Evidentemente, siempre partiendo de un buen grano de origen y siempre 100% natural. 

En otro post, os hablaremos de tipos de grano, procesos de elaboración, etc. No hace falta decir que nuestros Kfés cumplen está lista y mucho más.

Bueno Kfeteros, espero que hayáis aprendido un poco más sobre el café y ya sabéis, cualquier cosas no dudéis en contactarnos o comentar.

Ricardo Zuaznabar

Barista certificado SCAE.


Comparte Kfés

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *