Cafetera francesa, la manera de hacer un café infusionado

PASIÓN POR EL CAFÉ DE ESPECIALIDAD

Cafetera francesa, la manera de hacer un café infusionado

30/01/2018 Recetas Saber Más Sobre Kfés 0
La cafetera francesa
Comparte Kfés

 La cafetera francesa

Cuando hablamos de cafetera francesa, nos estamos refiriendo a una prensa francesa que también se denomina cafetera de émbolo. Desde Kfés queremos ofreceros hoy una visión de este tipo de cafetera, de su historia y de su funcionamiento a la hora de ofrecerte uno de los mejores cafés.

Comenzaremos remontándonos hasta el año 1850, cuando un ingeniero italiano invento la denominada cafetera francesa. Aunque no fue en Italia donde consiguió brillar este producto sino en la vecina Francia donde llegó a alcanzar todo su esplendor, por eso debe su nombre a este país.

¿En qué consiste y cómo funciona la denominada cafetera francesa?

La cafetera francesa

Comenzaremos diciendo que dicha cafetera consta básicamente de dos partes:

  • Un cilindro de cristal donde se producirá la infusión de nuestro café de especialidad.
  • Y un émbolo que permite ser extraído y será el responsable del cerrado de la cafetera. Este componente será el que hará las veces de filtro de nuestro café, gracias a una especie de rejilla que lleva incorporada.

Es de vital importancia tener en cuenta la calidad y el grado de molido del café. La molienda deberá ser gruesa para obtener un buen café en este tipo de cafeteras.

¿Cómo preparamos entonces una bebida de café de especialidad con la prensa francesa?

Lo primero que haremos será calentar el agua en un recipiente a parte de la cafetera. Cuando el agua esté en su punto de ebullición, verteremos el agua dentro de nuestra cafetera francesa. La idea es calentar la cafetera para que el café infusionado mantenga su sabor.

Antes de verter el agua añadiremos dos cucharadas rasas de café en el fondo de la cafetera. La cantidad de agua que se debe usar será semejante al número de tazas que se quiera obtener. Hay que dejar aproximadamente 2 cms para que cuando se realice el efecto prensa no se desborde.

Una vez quede cubierto el café del fondo con el agua, se remueve la mezcla ayudándose de una cuchara de madera y se cierra la cafetera, pero sin empujar aún el émbolo. Ahora se deja reposar la mezcla entre 5-10 minutos dependiendo de la intensidad del café que se desee obtener.

Un vez haya terminado este tiempo, se presiona con fuerza el émbolo hacia la base, de manera que en la parte superior se quede el líquido y en la inferior los posos del café.

Ahora ya es el momento de disfrutar de una deliciosa taza de café. ¡Buen provecho y contadnos en los comentarios qué os ha parecido, Kfeteros!

Si queréis saber más sobre las cafeteras que existen visita esta página.  Y si ya sabes lo que quieres visita nuestra tienda online.

Saludos Kfeteros

Comparte Kfés

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *